En el presente artículo vamos a hacer foco en las diferentes formas de calcular el seguro de un vehículo (siendo el principal exponente el automóvil)  y en exponer cuales son las diferentes maneras que en la actualidad existen para contratarlo.

Teniendo en cuenta el crecimiento de la demanda de automóviles usados y 0 KM en Latinoamérica ya desde hace 10 años, vale aclarar que el mercado de los seguros ha acompañado este crecimiento de manera paralela. Se ha diversificado en sus formas para aumentar su volumen de ventas.

Adentrándonos en el tema en cuestión, el cálculo de la póliza de seguro para un automóvil, lo primero que se debe tener en cuenta para lograr un precio aproximado es tener en cuenta algunas constantes que las empresas evalúan, a saber: marca y modelo del automóvil, año de fabricación, ocupación, edad y sexo del conductor, antecedentes de siniestros, zona en la que vive y/o trabaja.

Por otro lado, lo que va a hacer variar el precio del seguro de un vehículo, es el tipo de cobertura que el asegurado elige para su automotor. Las mismas varían de simples a completas.

La cobertura mínima que existe en el mundo de los seguros automotrices, es la cobertura B, o la que también lleva el nombre de “Daños Totales”: la misma se hará cargo de Responsabilidad civil, y dependiendo la compañía robo o incendio total.

Un escalón más arriba se puede ver la cobertura “Terceros Completo”, o Tipo C. El precio de la cobertura es más elevado que el anterior, pero también tiene más prestaciones, ya que la compañía aseguradora también se hará cargo en cado de robo o incendio total.

La mejor cobertura que existe es la denominada “Todo Riesgo” tipo D. Esta póliza va a cubrir el automóvil del cliente de la siguiente manera:

-          Prestamos de auto sustituto en caso, por lo que en caso de dejar nuestro vehículo en un taller mecánico para realizar algún tipo de arreglo, la compañía nos facilita un reemplazo de iguales características por el tiempo que sea necesario.

-          Responsabilidad Civil.

-          Cobertura contra granizo: este tipo de cobertura es relativamente nuevo y uno de los servicios más solicitados en los últimos años.

-          Robo o incendio total o parcial del vehículo: la modalidad parcial se suma para complementar a la total, que solo abona al cliente si el auto no es encontrado por la policía tras el hurto o si al ser encontrado el mismo tenía una destrucción mayor al 70%

-          Rotura de cerraduras o cristales: En caso de robo, por más que el mismo no haya sido perpetuado, la compañía de seguro se hará cargo de las roturas existentes.

Para concluir con toda la información al respecto de este tema, vamos a hablar de la forma de contratación de las pólizas de seguros. En estos días se está utilizando nuevas maneras de contratar pólizas de seguros vehiculares, que es a través de páginas webs especializadas que aglomeran a distintas compañías. Completando un formulario sencillo se pueden obtener  diversos presupuestos para la cotización que el cliente necesita.

Para concluir podemos asegurar sin temor a equivocarnos que las empresas de la región que desde aquí vamos a recomendar debido a la calidad de respuesta y servicios ofrecidos al cliente son El Norte, Answer, Mercantil Andina, La Meridional, Mapfre, Allianz, La Meridional, Victoria Seguros, Liberty.